Vision

Desde la Economía Verde a la Economía Azul

La Economía Azul, a diferencia de la “Green Economy”, “no requiere a las empresas de invertir más para salvar el medioambiente. Es más, con menor uso de capitales es capaz de crear mayores flujos de ingresos y, al mismo tiempo, construir capital social.
Cultivar champiñones sobre los restos del café, usar un teléfono móvil sin batería, que desarrolla el calor producido por el cuerpo y las vibraciones de la voz humana; o aún más, imitar los sistemas de colección de agua de un escarabajo para reducir el calentamiento global, sustituir las lamas en metal de las afeitadoras descartables con hilos de seda…Ciencia ficción? No, realidad.
En la naturaleza no existen desempleados y ni siquiera desechos. Todos tienen un rol y los desechos de unos se convierten en materia prima de otros, en un sistema “de arriba para abajo” en el que nada viene derrochado”.

(Traducción al español de la introducción del libro en su edición italiana “Blue Economy” de G. Pauli, ed. Ambiente, Milán, 2010)